Sangrado de las encías.

El sangrado de las encías es algo que se produce debido a que la encía se encuentra inflamada y no está en salud. Las encías no tienen porque sangrar ni con el cepillado, ni durante una limpieza dental. Si sangran es porque no se encuentran en un estado de salud.

¿El no sangrado  significa que  las encías están bien?

En el caso de pacientes fumadores las encías no tienen tanta tendencia al sangrado. Esto es debido, a que los pacientes fumadores presentan vasoconstricción, es decir, una disminución del calibre de los vasos por contracción de las fibras musculares. La vasoconstricción se recupera cuando el paciente lleva tiempo sin fumar.

La vasoconstricción en los fumadores hace que no sangren las encías aunque se encuentren inflamadas, por lo tanto, no es un factor significativo en dichos pacientes.

Las encías sanas presentan un color rosa suave, aspecto firme y granulado. Cuando están inflamadas el color se vuelve más rojizo, grosor aumentado, y sangrado al tacto.

Si sus encías sangran, significa que hay que visitar al dentista para evaluar el motivo de la inflamación. Y ver si con una limpieza dental basta o es necesario un curetaje o raspado y alisado radicular. También hay que evaluar la técnica de cepillado  o si el cepillo se encuentra en un estado correcto.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies